Buscar en Activa TDF
sábado, 26 septiembre 2020
AHORA
El ministerio de salud expuso la situación epidemiológica de Tierra del Fuego
Más del 90% de las consultas al 0800 de Salud son vinculadas
Este martes 29 se habilitan las visitas al cementerio de la ciudad
Corradi: “la coordinación que se busca mostrar para afuera no es lo
Se vacunó contra la gripe a 300 trabajadores de la ciudad de
Parte diario epidemiológico covid-19 al 25 de septiembre del 2020
Causa Sofía Herrera
Di Giglio participó del parte de salud nacional y agradeció el “trabajo
Continúan las diversas propuestas para los y las jóvenes riograndenses
Gimnastas riograndenses son finalistas en campeonato internacional de gimnasia rítmica

 



 

“El problema era que estaba todo amontonado en un plazo muy corto”

Miércoles, 05 Agosto 2020 11:10

Lo dijo Martín Kalos, economista, docente e investigador de la Universidad de Buenos Aires en referencia al acuerdo alcanzado por la Nación con los tenedores de bonos.

En declaraciones a FM La Isla, Martín Kalos, economista de la UBA (docente e investigador) se refirió a acuerdo alcanzado por el Gobierno de la Nación con tenedores de bonos para reestructurar la deuda Argentina en dólares.

En principio señaló que si bien se trató de una negociación dura, trajo menos complicaciones de las que se esperaban. “El problema de este momento, a diferencia de otros momentos en los que se tuvo que renegociar, no es que Argentina debiera mucha plata –como fue en el 2001 cuando era impagable la cantidad de plata que se debía en relación al tamaño de la su economía- esta vez no es ese el problema, el problema era que todo lo que se debía estaba amontonado en un plazo muy corto, entonces era poco el total pero si lo tenés que pagar todo junto no hay forma, ese fue el núcleo de la negociación”, inició Kalos y continuó, “por suerte, en ese sentido la negociación estuvo bien encarada desde el comienzo, no hubo un intento de una quita de capital –que hubiese sido la solución si la deuda hubiese sido muy grande- el intento fue por reducir la tasa de interés que era alta y por otra porte extender el plazo del pago, de manera que no se acumulara todo en el corto plazo”.

En términos generales, a partir de esta negociación Argentina gozará de una plazo de alrededor de diez años para ir afrontando vencimientos de manera paulatina. En ese sentido, el economista señaló que “lo más importante es que se ordena. Lo que pasó es que el Gobierno de Macri tomó deuda suponiendo que iba a poner refinanciarse continuamente, y eso pasó hasta enero de 2018 y luego se le corta y ahí empezamos con el problema de la crisis que estamos viviendo hasta el día de hoy”; “todo lo que venció de febrero de 2018 para adelante lo vinimos pateando mes a mes y está todo junto ahora. Con esta renegociación ya sabemos que en los próximos años se libera un poco la mano y vamos a ir viendo montos que son pagables”.

En ese sentido Kalos dijo que veníamos de volúmenes de deuda impagables y ejemplificó que para este año teníamos que afrontar vencimientos por alrededor de 40 mil millones de dólares.

“Haber encontrado el punto de acuerdo nos evita juicios por muchos años e incertidumbre sobre el flujo de dólares durante años”, dijo y explicó que la importancia de esto estriba en que “si la Argentina no sabe con qué dólares cuenta para crecer en los próximos años no iban a haber posibilidades de generar nuevos negocios, de generar nuevos puestos de trabajo de recuperar calidad de vida. Entonces, empezar a dar señales de que algunas fuentes de incertidumbre y de estabilidad se van eliminando es el camino hacía algún día tener una economía más estable y con un camino de crecimiento”.

Paralelamente, Kalos afirmó que le consta por haber presenciado conversaciones al respecto de que esta resolución del ministro Martín Guzmán con los tenedores de bonos se enmarca en un plan de recuperación económica que será presentado en “algún momento próximo” y comentó que el Gobierno viene teniendo charlas con el sector privado, no solo para lograr una recuperación inmediata sino para pensar cómo modificar la matriz económica del país en el mediano y largo plazo.

“Al haber liberado este horizonte de compromisos de la deuda y tener más en claro con qué recursos va a contar la Argentina en los próximos años; viene la cuestión de explicitar ese programa económico que va a permitir ver la recuperación de trabajo, de negocios”, explicó.

Preguntado por las posibilidades de que esta renegociación genere un rebote económico que pueda mostrar un crecimiento a altas tasas como sucedió durante el Gobierno de Néstor Kirchner, respondió que, “ha habido una recuperación de la parte bursátil en estos días de la mano de cada rumor –que ayer finalmente fue cierto- de que se había llegado a un acuerdo, porque eso da una perspectiva mejor de negocios en Argentina para los próximos años; pero hay que recordar que esas tasas chinas que tuvimos desde 2002 hasta 2007 tuvieron que ver con dos cuestiones, una con que veníamos de una de las peores crisis de nuestra historia y la segunda que de a poco iban subiendo los precios de los commodities” y agregó que hoy tenemos común el estar atravesando una crisis muy profunda –siendo 2020 el tercer año de caída del PBI consecutivo- y hay “mucho espacio para recuperar”, aunque advirtió que la pandemia juega en contra dado que esa gradualidad de la salidad impediría el rebote.

Kalos, hizo un diagnóstico positivo de esta incipiente recuperación, en ese sentido dijo que “estamos en los niveles previos a la pandemia o llegando, no estamos tan lejos de estar más o menos normalizados y sé que puede sonar muy fuerte, pero no es que estoy diciendo que volvimos a niveles en los que estábamos bien, volvimos a los niveles de la recesión que ya teníamos antes de que iniciara la pandemia, estábamos muy mal, esperando que el Gobierno pudiera lanzar sus primeras medidas, pensando cómo se bajaba la inflación, como se renegociaba la deuda y cómo empezábamos a crecer y de golpe…una pandemia”.

Finalmente, fue consultado por el modo en que la comunidad académica considera el hecho de que el Ministro Martín Guzmán, adherente a las ideas del economista Joseph Stiglitz, kalos señaló que, “Relevancia tiene, pero tampoco es un cambio de paradigma, cualquier renegociación se hubiese llevado a cabo con el mismo mecanismo, lo que cambió es la forma en que Argentina argumentó esa negociación, pero acá priman los número. Si no hubiera sido buen negocio para los acreedores –en términos relativos porque han cedido dinero que pensaban cobrar pero es mejor que la alternativa que era no cobrar nada por default- en este juego de amenazas y credibilidades, Argentina argumentó algo original: pensemos en la sustentabilidad de la deuda, la capacidad de repago y priorizar las necesidades y urgencias de una sociedad golpeada por las sucesivas crisis”.

Artículos Relacionados en NACIONALES

Deja un comentario

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                          

                                                                                                                                                                                                                     .

 

 

 

 

 

 

 

                                                                                                                          

Suscribirse a Noticias